Blog de blogmujeres

salud

Tratamiento del Trastorno obsesivo-compulsivo

Escrito por blogmujeres 07-03-2018 en salud. Comentarios (0)

Tal vez usted ha tenido recientemente alguna inquietud sobre la búsqueda de componentes biológicos de diferentes problemas de salud mental. Estudiar los genes responsables de todos los trastornos de la mente que existen hasta las áreas cerebrales o neurotransmisores involucrados es algo fundamental. Sin embargo, dada la complejidad del ser humano, la biología no puede explicarlo todo, y por eso intentamos encontrar, desde el punto de vista de la psicología clínica, varios marcadores psicológicos que, en el caso del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), tienen una gran influencia en su desarrollo.

Por ello, este artículo se basa en la investigación realizada por la Asociación Española de Psicopatología y psicología clínica sobre el trastorno obsesivo-compulsivo y sus marcadores psicológicos. En particular, Gertrudis Forné, M. Ángeles Ruiz-Fernández y Amparo Belloch descubrieron que el sentimiento de una experiencia inacabada y "no sólo justa" podría mostrar síntomas obsesivo-compulsivos.

A partir de los resultados de la investigación publicada en el artículo “Sensación de Experiencias Inacabadas como motivadores de los síntomas obsesivo-compulsivos”, abordaremos este trastorno. Porque, como ocurre con todos los trastornos de la mente, la biología no es el único factor determinante. Esto hace que el medicamento no es suficiente para su tratamiento adecuado.

¿Qué tan complicado es el trastorno?

Para explicar los marcadores psicológicos del trastorno obsesivo-compulsivo, primero debemos saber exactamente de qué se trata, por lo pronto este trastorno se encontró previamente en varias clasificaciones diagnósticas dentro de los trastornos de ansiedad. Pero la evolución del conocimiento de esta condición se debe a que en la última actualización del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, conocido como DSM-5, se atribuye a la clasificación de su entidad.

Trastorno obsesivo-compulsivo

Las personas afectadas por este trastorno muestran obsesiones significativas que incluyen imágenes, pensamientos o impulsos que causan ansiedad crónica, una desesperación de atenuar dicha ansiedad a través de un comportamiento repetitivo o de atención. Un ejemplo de esto sería una persona obsesionada con los gérmenes en el entorno y que constantemente se lava las manos, de una manera tan frecuente y con agua tan caliente, que en ocasiones terminan en carne viva.


Normalmente, estos rituales compulsivos producen unas rutinas diarias que alteran significativamente la vida diaria del que la padece y por consiguiente pierde mucho tiempo. Afortunadamente, sin embargo, en algún momento de su vida, el paciente ha reconocido que estas obsesiones y/o compulsiones son excesivas e incluso irracionales y no puede dejar de realizarlas. Aceptar que se tiene un problema es un primer paso clave.

Cómo curar el TOC

Los tratamientos más efectivos para el TOC se realizan en conjunto para obtener un mejor resultado, siendo los principales:

El Método LIBTOC: Es un sistema terapéutico desarrollado por el doctor Carlos Valverde, que enseña a las personas a no identificarse con sus pensamientos, es decir, a no creer lo que sus pensamientos les cuentan. También tiene una parte que se engloba en el campo de la psicología que estudia el psiquismo más allá del ego, es decir, la psicología transpersonal. Es un tratamiento psicológico y no médico. Si deseas conocer más sobre el Método LIBTOC haz clic en este enlace.

Medicamentos: que se utilizaron inicialmente para el tratamiento depresivo y que posteriormente se descubrieron efectivos para tratar el TOC; las personas con trastorno obsesivo-compulsivo muchas veces obtuvieron una uniformidad de los síntomas al tomar medicamentos que regulan los niveles de serotonina; algunos medicamentos a menudo no eliminan completamente los síntomas del TOC y causan efectos secundarios indeseables, pero los medicamentos más modernos han sido bien tolerados.

Terapia cognitivo-conductual cognitiva (CBT): utiliza técnicas cognitivas para corregir conductas erróneas a través de la psicopedagogía del TOC (el paciente identificará sus obsesiones, compulsiones, evitación y pensamientos catastróficos), exámenes de evidencia, pruebas conductuales, graduación de la exposición y prevención ritual, ejercicios correctivos de pensamientos erróneos y crianza que acentúan la tarea.

Exposición ritual y terapia preventiva: El terapeuta se somete a ejercicios graduales durante los cuales el paciente es expuesto directamente a objetos, lugares o situaciones que causan molestias o incomodidades y son evitados (exposición), para evitar que realice rituales que alivien la ansiedad (prevención de rituales).


Los trastornos de ansiedad

Escrito por blogmujeres 02-03-2018 en salud. Comentarios (0)

Sufrir a lo largo de nuestra vida trastornos de ansiedad no es algo raro o que le pase a los demás. Existe un dato sobre el porcentaje de personas que han sufrido a lo largo de su vida un trastorno de ansiedad, dicho porcentaje del que estamos hablando es el 15%, siendo éste un dato alarmante ya que es muy elevado. El estilo de vida actual, la presión laboral y el ritmo diario al que estamos sometidos, ha provocado un aumento en el número de personas que padecen alguno de los diferentes trastornos.

Estos son patología cuando la frecuencia con la que sufrimos esta emoción negativa es excesiva, y cuando la duración e intensidad de la misma no son normales, llegando a suponer un problema de salud a la persona que lo padece. Todos tendremos angustia a lo largo de la vida, pero no como patología, sino como alerta frente a una amenaza, como signo de respuesta defensiva de nuestro organismo. El problema es cuando la se vuelve patología y empiezan los síntomas y los diferentes trastornos de ansiedad que se puede padecer.

Trastornos de ansiedad mentales y físicos

Se puede padecer trastornos alimenticios, del sueño, por ansiedad social, etc… cuyas consecuencias para nuestra salud son realmente dañinas, por eso, es conveniente conocer los diferentes trastornos existentes para que en cuanto seamos conscientes que podemos estar padeciendo este problema, acudir urgentemente al médico para que nos diagnostique lo que nos ocurre y si fuera necesario que nos mande realizar un tratamiento.


Esos pueden aparecer a nivel físico y a nivel mental, según en qué nivel sea, los síntomas de ansiedad serán los siguientes:

  •  A nivel mental encontramos, entre otros, fobias, agorafobia, trastorno obsesivo compulsivo, estrés postraumático, ansiedad por comer, insomnio, depresión, falta de concentración, etc.
  • A nivel físico destacamos hipertensión, arritmias, taquicardias, colon irritable, eczema, dolor de cabeza, úlcera, mareos constantes, sensación de ahogo, sudoración, artritis, cáncer, etc.

A parte de estos que os hemos indicado, la ansiedad puede provocar la aparición de otros síntomas que influyan en el comportamiento, como por ejemplo, cambios de humor repentinos, no tener ganas de hacer nada, depresión, trastornos del sueño, adicciones a estupefacientes, etc.

Una persona que padezca este problema puede tener diferentes trastornos a la vez, ya sean  mentales o físicos. Estas personas presentan un niveles de angustia muy elevados por lo que los efectos negativos  se pronuncian más. Lo más aconsejable es realizar un tratamiento personalizado realizado por un profesional en la materia y para ello, en cuanto detectemos que tenemos angustia o veamos que estamos sufriendo algún problema, lo mejor es acudir al médico urgentemente.

Los síntomas de ansiedad

En este artículo os vamos a describir los diferentes síntomas de ansiedadque aparecen cuando sufrimos este mal. Pero antes creo conveniente definir qués es esta emoción negativa:

Ansiedad (Según R.A.E.): ” Estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo. Angustia que suele acompañar a muchas enfermedades, en particular a ciertas neurosis y que no permite sosiego a los enfermos”

Es debido al instinto de supervivencia que poseemos los animales ya que es un arma de defensa frente a cualquier amenaza, provocando la ansiedad que el que estemos en alerta. El problema es que se puede volver en contra nuestra y llegar a tener un trastorno de ansiedad que nos provoque ver la realidad de una manera exagerada e irreal.

Existen diferentes tipos, como por ejemplo, por comer, por hablar en público, por miedo, angustia frente a nuevas situaciones o desconocidas,etc. En este caso vamos a tomar la angustia como una enfermedad y a describir los principales síntomas  existentes.

Lo más aconsejable es que acudáis al médico o profesional una vez que detectáis que padecéis cualquiera de estos síntomas de ansiedad, para poner solución a un problema  el cual puede derivar en enfermedades complicadas.